Quién es Quién

Cultura y Ocio

El visitante, un protagonista más de un museo vivo y con sus fronteras abiertas

El visitante, un protagonista más de un museo vivo y con sus fronteras abiertas

Caminar por las grandes, pero acogedoras salas del Museo Ralli es sinónimo de paz y armonía, concordia con la historia y la cultura para adentrarse en un mundo fantasioso y, en Málaga, difícil de apreciar si no es en Marbella.  Este es uno de los cinco centros museísticos que se distribuyen por el mundo con el objetivo de universalizar el arte y hacerlo mucho más accesible a los ciudadanos. En Uruguay, Chile e Israel las colecciones Ralli también tienen su sede,  una sección compartida que componen esta firma cultural que cumple ya 21 años instalada en la Costa del Sol. Gracias a los coleccionistas particulares Harry Recanati y su esposa Martine Recanati hoy se puede disfrutar en sus instalaciones de piezas únicas referentes al arte latinoamericano y europeo contemporáneo, siendo altavoz y plataforma de una colección realmente encantadora. Cuando la pandemia llega a este espacio, sus trabajadoras, cinco en plantilla con una vocación absoluta por un trabajo hecho desde el cariño, se pusieron manos a la obra para seguir abriendo el arte al mundo desde las redes sociales; y aunque reconocen que lo virtual ayudó mucho para ese impulso que en los tiempos de encierro debían tomar de cualquier forma, no quisieron «volcar» todo en las plataformas. Porque, ¿dónde se está mejor que en un museo? Por ello una de sus principales líneas de actuación pone el foco en el visitante; el recorrido no puede ser sólo una comunicación sin ‘feedback’, por lo que piden al usuario del Museo Ralli que se involucre en el paseo, que sienta el espacio como un hogar al que puede volver siempre que lo necesite. De este modo, habilitan ‘El muro de las emociones’, un lugar para expresar lo sentido y vivido al ver ‘Arte contemporáneo en Oaxaca’ o cualquier otra exposición que ofrezcan en sus diez salas. Con este fin habilitan una línea de WhatsApp de la que el visitante puede hacer uso, bien para enviar notas de voz o mensajes al Museo indicándole cómo ha percibido este recorrido y que se lleva de él. Aunque actualmente impulsan una labor muy relevante para el panorama de museos en España, ahondar en el arte latinoamericano sigue entre sus objetivos fundamentales; tanto es así que su meta continúa en la misma línea de «visibilizar a artistas que fueron discriminados en el pasado, tanto mujeres artistas como artistas masculinos que, por su origen latinoamericano, no fueron tenidos en cuenta en la narrativa de la historia del arte universal». Sin más dilación, una colección única en Andalucía nos espera de martes a sábado de 10.00 a 15.00 horas; aunque por ofrecer, desde este espacio no se quedan cortos y ya tienen prevista en su web, museoralli.es, la programación de actividades para otoño, una temporada que comienza fuerte para estas impulsoras del arte.