Quién es Quién

Banca, Servicios Financieros y Empresas Aseguradoras

Una entidad comprometida, cerca de las personas y muy solidaria

Una entidad comprometida, cerca de las personas y muy solidaria

Más de 116 años de historia definen a una de las  entidades bancarias más relevantes y con más peso y acción de España. CaixaBank, que nace en 1905 siendo una modesta caja de ahorros destinada a la vejez, hoy es una gran potencia que sigue estando muy cerca de las personas, incluso en la era telemática. Juan Ignacio Zafra, director de CaixaBank en Andalucía Oriental, confirma que su espíritu sigue siendo el «de las extintas cajas de ahorros», tomando años después esa concepto de ‘banco’ porque «no le dejaron seguir siendo caja». Sin duda, una pasión por la cercanía que mantienen con esfuerzo, constancia y transparencia, haciendo que perdure en el tiempo para continuar con su firme compromiso con las personas. Durante los primeros meses de pandemia, cruciales para delimitar el papel de los bancos, esta entidad supo tomar su papel en la sociedad para reaccionar  a su debido tiempo y adaptarse a las nuevas circunstancias, un rol  «como servicio esencial para los ciudadanos» que ha sido crucial. En este sentido, se presentaban dos vertientes a las que había que poner solución con celeridad: por un lado, había que atajar o ir conduciendo las «secuelas permanentes de la crisis y sus soluciones», y por otro, era fundamental seguir buscando «oportunidades de crecimiento y recuperación» para los clientes de esta banca.  Porque, y aún con una crisis por delante, continúan siendo una de las entidades financieras de «referencia en Málaga», con una fuerte vocación social a la que unen esfuerzos de la mano de  la Fundación ‘La Caixa’. Gracias a este apoyo imprescindible, un centenar de entidades  sociales en la provincia mantienen firme su actividad y compromiso con los malagueños, creando así una ciudad mejor y mucho más solidaria. Sin ir más lejos, los clientes habituales de CaixaBank buscan también esta cualidad en su banco; esos compromisos entorno a sus gestiones que tienen que ver con la «humanidad y la rentabilidad» para depositar toda la confianza en ellos. Actualmente, reconocen que están muy pendientes de los malagueños para que no se quede ningún proyecto «en el cajón por falta de financiación» en el que esta entidad pueda contribuir de manera «directa o indirecta». Además, siguen buscando, como en sus inicios, ese bienestar  financiero para sus clientes, una gestión que permita afrontar los gastos habituales, planificarse frente a imprevistos monetarios, mantener ese poder adquisitivo tras la jubilación y, con ello, seguir cumpliendo los proyectos más soñados de sus clientes.  Porque si para CaixaBank «las personas son lo primero», seguir generando riqueza, bienestar y estabilidad es una prioridad a la que no dan la espalda.