Quién es Quién

Cultura y Ocio

Un espacio de alegría y música en el que todo es posible durante el verano

Un espacio de alegría y música en el que todo es posible durante el verano

La alegría domina la ladera del Castillo Sohail cuando toca concierto; casi todas las noches de verano, para ser exactos. Marenostrum Fuengirola ofrece una alternativa de ocio con la playa a los pies de su recinto que resulta una auténtica gozada en los meses estivales. Rodrigo Romero, concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Fuengirola y uno de los principales partícipes e impulsores de este ambicioso proyecto, cuenta que los comienzos tuvieron más de visión, perspectiva y realidad que de utopía. Por ello, y aunque contaban con el mismo Castillo para ofrecer conciertos con un aforo de unas 2.400 personas, soñaban a lo grande para traer a las gigantes estrellas internacionales que dominasen un escenario ante unas 18.000 almas enamoradas de la música. Así nació uno de los recintos con más encanto de la provincia, creciendo, renovándose y cambiando cada año para ofrecer lo mejor de lo mejor; porque si algo bueno tiene cada edición es que sirve como aprendizaje para la siguiente.  La de este año, por ejemplo, que cerró la fiesta el festival argentino ‘Cosquín Rock’ y el artista Leiva en el escenario, es la segunda que se organiza en tiempos de pandemia, aunque en 2020 sólo se utilizó el Castillo Sohail como base principal. Y como su intención es formar un cartel veraniego sorprendente y lleno de nombres reconocidos, Unicaja Banco les apoya en esa aventura y camino para sea más sencillo. Eso sí, organizar tal acontecimiento que baila desde junio hasta septiembre no es una hazaña sencilla que se haga con poca antelación: Romero reconoce que tardan un año entero en preparar la edición siguiente, teniendo en cuenta que en un concierto de «buen tamaño» mueven a unas 200 personas en cuanto a transporte, seguridad, carga y descarga, azafatos, camareros, controles de acceso... Un equipo amplio y bastante completo que se comporta como una auténtica familia: caminan todos a una para que los planes salgan como preveen. Lo positivo de su programación es que escléctica y para todos los gustos, con el fin de  que no «haya ningún malagueño que no encuentre su espacio en Marenostrum». En cuanto a cantidades económicas, Romero afirma que a través de un estudio independiente realizado en el año 2019, el retorno monetario para la ciudad de Fuengirola supuso una cantidad que rondaban los 16 millones de euros, gracias a la «economía circular» que genera un evento de tal magnitud; recordemos que fue en 2019 cuando Jennifer López arrasó por completo la ciudad con su gira, única fecha en Europa, pasando por el escenario de la ciudad costera. Con las miras ya puestas en la edición de 2022, la intención de este festival sigue siendo la misma que en sus comienzos: continuar impulsando Marenostrum para que siga siendo «la punta de lanza de la promoción internacional de Fuengirola».