Quién es Quién

Logística y Transporte

El reto de alcanzar los 50M de viajeros en el transporte público malagueño

El reto de alcanzar los 50M de viajeros en el transporte público malagueño

En sus 100 años de historia, la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) nunca había experimentado una situación parecida a la vivida durante la pandemia. «El confinamiento y las siguiente olas han supuesto una situación que jamás se olvidará. Llegamos a perder el 90 % de los clientes, pero nosotros siempre estuvimos ahí, no dejamos de dar ni un solo servicio nocturno, los autobuses estuvieron circulando las 24 horas todos y cada uno de los días de la fase más dura», explica el gerente de la EMT, Miguel Ruiz, que destaca el trabajo de los miembros del equipo. «Hay que felicitar a todas y cada una de las personas que trabajan en la EMT, porque han estado a la altura de las circunstancias y han superado con gran éxito esta prueba tan extrema».  Tras momentos duros, la EMT se encuentra aún recuperando sus cifras para llegar a los niveles prepandemia. Actualmente, los datos arrojan una recuperación del 75 %, según apunta Ruiz. «Quedan por recuperar colectivos muy importantes, como los universitarios o los teletrabajadores. Ojalá se produzca progresivamente este otoño».  Asimismo, destaca que hay un colectivo «aún más importante» que recuperar: el de las personas que durante la pandemia han decidido usar el coche pensando que el transporte colectivo conllevaba un riesgo de contagio. «Está más que demostrado científicamente que el transporte en autobús no ha contaminado a nadie, por los filtros de ventilación, las mascarillas, los medios de desinfección...Todo eso ha demostrado ser eficaz, ni un solo brote se ha producido en un autobús. Es el lugar más seguro en el que un malagueño puede estar», asegura el gerente de la EMT. De cara al futuro, Ruiz señala que hay «un antes y un después de la pandemia». En este sentido, explica que la EMT venía creciendo «a unos niveles históricos», con el objetivo de alcanzar los 50 millones de viajeros. «Junto a los usuarios del metro, podríamos haber alcanzado unos niveles muy significativos en el uso del transporte colectivo en Málaga. Pero la pandemia lo ha trastocado todo, y ahora toca recuperar los clientes», destaca.  De esta forma, el principal reto de la EMT es revertir la situación a niveles prepandemia. Para ello, en los últimos meses se han incorporado nuevos modelos de autobús a la flota: los primeros articulados híbridos que circulan por Málaga, con una inversión total de 3,8 millones de euros, de los cuáles 2,5 corresponden a Inversiones Financieramente Sostenibles del año 2019. Con esta modernización, la EMT busca seguir apostando por el transporte público como medio de desplazamiento sostenible, con vehículos innovadores de mayor tamaño y tecnología híbrida, que contribuirán a mejorar la calidad del aire y la reducción de emisiones.